sábado, 30 de mayo de 2015

Cuba: Más del 50 porciento de las familias están expuestas a humo ajeno



El tabaquismo es la enfermedad no genética que más afecta la esperanza de vida de los cubanos, y cada día fallecen como promedio  en el país 36 personas a causa de padecimientos provocados por esa adicción prevenible.

    La doctora Patricia Varona, epidemióloga del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, precisó a la AIN que en las Américas, Cuba es el país donde más se expone a los niños en el hogar al humo del tabaco ajeno, y  a más del 50 por ciento de las familias.

  Resultados de la Tercera Encuesta de Factores de Riesgo, que representó a más de nueve millones de cubanos, arrojaron que el 24 por ciento de la población de 15 años y más fuma activamente, es decir, una de cada cuatro personas, y más del 50 por ciento está expuesta al humo del tabaco, ya sea en su hogar, en el trabajo o en los lugares públicos.

  Esa indagación  demostró que entre las mujeres el 16 por ciento fuma, o sea, aproximadamente dos de cada 10, mientras entre los hombres tres de cada 10, el 31 por ciento, aseveró la doctora Varona, coordinadora del Grupo Especial de Trabajo de Cáncer de Pulmón, del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

   Además de la adicción a la nicotina, los fumadores se exponen de forma permanente a  una cifra superior a siete mil sustancias, señalan expertos.

   Por su parte, La doctora Elba Lorenzo Vázquez, coordinadora nacional del Programa de Prevención y Control del Tabaquismo, del MINSAP,  advierte que las enfermedades vinculadas al tabaquismo suponen una carga económica.

   Ellas imponen a la sociedad gastos relacionados con la atención médica de los padecimientos, pago de pensiones y de periodos de incapacidad, pérdida de productividad, muerte prematura, daños a la economía familiar y afectaciones al medio ambiente, entre otros.

   El tabaquismo, principal causa de muerte prevenible y convertido en epidemia mundial, mata a unos seis millones de individuos cada año y cobra un precio considerable en términos de enfermedad, discapacidad, daños psicológicos, además de generar un impacto negativo en los ingresos individuales, familiares y las economías nacionales, advirtió.

  Además del cáncer de pulmón, la temible adicción ocasiona esa maligna dolencia en la faringe, laringe, esófago, vejiga, vías urinarias y biliares, páncreas, riñón, estómago, hígado y cuello uterino, por citar algunos.

   Recientes estudios estadounidenses dan cuenta de 30 dolencias relacionadas con el consumo frecuente de tabaco, entre ellas un tipo de diabetes y afecciones en los huesos.

   Cada año en Cuba ocurren más de 13 mil muertes atribuibles al consumo de tabaco, fallecen dos personas cada hora por ese motivo y otras dos cada 12 horas por exposición al humo de tabaco ajeno, resultados que justifican con creces los esfuerzos dirigidos a hacer más efectiva la prevención y control del tabaquismo en la ínsula, enfatizó la especialista.

  Según indagaciones, en el nivel primario de atención los fumadores hicieron mayor uso de los servicios de salud, ingresaron cuatro veces más que los no fumadores y provocaron significativamente más gastos a las instituciones sanitarias.

  Aunque los fumadores reconocen y aceptan que el tabaquismo es nocivo para la salud, no es identificado con igual grado de certeza que representa un desastre económico a nivel individual, familiar y a escala de nación.

   ¿Cuánto puede costar una sola persona enferma por más de 30 procesos mórbidos de los que no existen dudas se asocian al tabaquismo?

  ¿Cuánto pueden costar solo los casi cinco mil enfermos de cáncer de pulmón (sin tener en cuenta otras localizaciones) que cada 12 meses se diagnostican en la Antilla Mayor, y luego fallecen por esta causa que, además, se acompaña de inmenso sufrimiento personal y familiar?

   Fumar deviene una decisión personal; sin embargo, es importante que quienes tienen ese nocivo vicio tomen consciencia de que su decisión afecta tanto la salud de personas que no lo hacen, como la economía de su país.

   Ante esta problemática para la Salud Pública, en el marco del Día Mundial sin Fumar, que se celebra cada 31 de mayo, constituye un propósito renovado concientizar a la población sobre los costos que representa el consumo de tabaco y llamar a la reflexión sobre el valor de una vida humana.  

Escrito por  Iris Armas Padrino, AIN
Fuente: CubaSi

Un joven que desafió al ébola: Ecos de Sierra Leona

Por Marlene Caboverde Caballero
“….cada día tiene una historia y nosotros somos las historias que vivimos…”.
Eduardo Galeno

El médico de Jaruco Rotceh Ríos, al centro de verde, con los primeros pacientes egresados en hospital cubano en Sierra Leona. Foto cortesía del Dr. Ríos
Las historias de amor nacen casi siempre del dolor. Volví a tener la certeza cuando conocí desde la distancia al médico de San Antonio de Río Blanco, Jaruco, Rotceh Ríos Molina. Fue el 19 de noviembre de 2014 cuando le envié el primer mensaje a Sierra Leona donde enfrentaba el Ébola junto a otros 164 colaboradores cubanos, y ese mismo día recibí emocionada su respuesta.

Así comenzó nuestra amistad y la aventura más fascinante en mi ejercicio como periodista. Él allá, yo aquí, cada uno en su trinchera hizo lo que correspondía en un momento histórico y hermoso para la humanidad. Juntos construimos un enlace que sirvió a ambos para repensar la vida, el mundo, el futuro.
Al principio me preguntaba, ¿por qué un médico de 29 años con una carrera brillante, la especialidad de Medicina Interna, un prestigio ganado en el Hospital Luis Díaz Soto (El Naval), dos niños encantadores y una bellísima esposa, decidió enrolarse en una de las misiones más riesgosas del los últimos tiempos? Hallé la respuesta en cada palabra suya y cada imagen que me enviaba desde Sierra Leona.

Por fin, el 22 de abril nos abrazamos al conocernos personalmente; y días después, en su casa de San Antonio de Río Blanco sostuvimos el diálogo largamente soñado y esperado.

P: Hagamos una viaje al mes de octubre de 2014, fecha en que arribaste a Sierra Leona. En aquellos momentos allí se registraba uno de los mayores índices de mortalidad por el virus del Ébola en África Occidental y para tratar a los enfermos ustedes debían llegar a las Unidades de Tratamiento y entrar al Área Roja donde estaban los casos positivos. ¿Qué hacían para protegerse?


Dr Ríos Molina: Existe un protocolo para el uso del EPP, es decir Equipo de Protección Personal, algo que conocíamos de antemano, desde Cuba, a través del entrenamiento que recibimos en el Instituto de Medicina Tropical IPK, Pedro Kourí. Pero fue algo que terminamos de madurar en Sierra leona donde hicimos, primero entrenamientos teóricos y después, prácticos. Fue muy difícil. Son una serie de pasos para vestirte, otros pasos para el trabajo en el Área Roja y otros para el desvestido, que es el momento más crítico porque sales infectado y el equipo que llevas contiene fluidos por la manipulación al paciente. No se pueden cometer errores, si violas esos pasos puedes quedar infectado. Y lo hicimos bien porque ninguno nosotros enfermó, excepto Félix Báez, al inicio de la campaña contra el Ébola, en Sierra Leona.


P: Era la ropa que llevabas puestas, cuatro pares de guantes, el equipo de protección muy caluroso, según me decías en tus mensajes. ¿Cómo lo resistías?

Dr Ríos Molina: El clima de Sierra Leona es muy similar al nuestro, excepto por la humedad que no es tan alta como en Cuba. Te confieso que en los primeros días era desesperante por el calor que se pasaba. Después me adapté. A mí lo que me costaba más trabajo era resistir la mascarilla facial, el nasobuco, como le dicen en Cuba. Eso me daba cierta falta de aire, pero con los días la fui tolerando mejor porque me decía, si los cirujanos la usan todos los días, por qué no la voy a usar yo.

P: Rotceh, y cada vez que entrabas al Área Roja pensabas acaso, ¿hoy puedo quedar infectado?

Dr Ríos Molina: El riesgo de infección no estaba solamente en el centro. Yo siento y desde que estaba en Sierra Leona lo pensé de esta manera: Corro más riesgo fuera que dentro de la unidad de tratamiento. Dentro, uno sabe dónde está el paciente, lo tienes aislado y llevas el equipo de protección personal, pero en la calle, en el hotel donde convivíamos diariamente con los locales que allí trabajan, uno no sabe cuál puede ser la persona que está infectada y esté pasando por el periodo de síntomas atenuados y en ese medio no usas el equipo de protección.

P: Cuando estaban dentro del Área Roja era bien difícil de identificarlos por el traje casi de cosmonauta que usaban, y según observé en el video que tomaron ustedes, llevaban escritos sus nombres fuera del traje. ¿Los pacientes los llamaban por esos nombres?

Dr Ríos Molina: Habitualmente nos decían, Cuba.

P: ¿Los identificaban como cubanos por la manera de tratarlos respecto a los médicos locales o de otros países?

Dr Ríos Molina: Parece que sí, porque ellos preferían ir al Centro donde estábamos los cubanos y también había horarios nocturnos en los que no participábamos nosotros, y según nos decían después, los pacientes exigían la presencia de los médicos de Cuba. Nosotros teníamos más proximidad con los enfermos, éramos más atentos, más cariñosos.

P: ¿Cuál era el protocolo que debían seguir para asistir a un paciente sospechoso fuera del Área Roja?

Dr Ríos Molina: Cuando el paciente llegaba al Área de Clasificación había una barrera que dividía el Área Roja del área del médico, que es la Amarilla. En ese lugar no se usa el equipo de protección personal completo y uno lo que hace es interrogar al paciente a una distancia prudencial, sin tocarlo. Si llegas a la conclusión que es sospechoso de portar el virus del Ébola, entonces se indica que un enfermero local y un médico cubano se vistan o vestirte tú, clasificarlo y éntralo para examinarlo físicamente y elaborar las indicaciones. Yo aprendí a reconocer los casos positivos porque llegaban y se tumbaban en el piso sin fuerzas.

P: Siempre me llamaron la atención las imágenes de las lonas azules que conformaban las estructuras de los centros de tratamiento al Ébola en Sierra leona. ¿Cómo se diseñaban y se montaban esas unidades?

Dr Ríos Molina: Un Centro de Tratamiento al Ébola tiene diferentes fases. Lo primero es rentar el lugar, gestión que hacía el Gobierno de ese país. En Sierra Leona la mayoría de los pocos hospitales y unidades asistenciales son privados. La mayoría de los espacios que se destinaban a tratar el Ébola estaban en desuso. Por ejemplo, en el distrito de Waterloo donde trabajé, la unidad quedó montada donde antes hubo un hospital adventista, una especie de policlínica integral. Tenía tres salas, un pequeño salón de operaciones y un área de aislamiento. Después de rentar el lugar, lo que sigue es modificarlo con madera y las lonas azules para agregar otras áreas y marcar los límites.

P: ¿Quiénes se encargaban de ese trabajo?

Dr Ríos Molina: Había una compañía británica que entrenó a los locales en Sierra Leona para construir los Centros de Tratamiento al Ébola. Algunas veces lo hacían mal, y esa fue otra de las funciones que yo tenía, supervisar que lo hicieran correctamente. Felipe Delgado, uno de los médicos que estaba en mi grupo y era Epidemiólogo, era el más avezado en esa tarea y siempre iba conmigo para evaluar el trabajo. En el centro hay que colocar las entradas y salidas donde deben ser, situar los pasillos para el movimiento del personal médico y de los pacientes porque hay que cumplir un sentido en la trayectoria desde el punto de vista epidemiológico.

P: En los primeros mensajes a tu esposa Laritza le confesabas que a veces tenías el temor de no poder aguantar el peso enorme de la misión en la que te habías enrolado. ¿Era por las condiciones que exigía el trabajo o por lo terrible del Ébola?

Dr Ríos Molina: Es verdad. Eso fue al principio. Pero aprendí que el Ébola se puede controlar y hasta curar, porque no es lo tan infeccioso que es el virus, sino que es muy letal. Yo digo que si fuera tan infeccioso no quedara nadie en Sierra Leona, porque allí la gente además de vivir en condiciones deprimentes, no tiene percepción del riesgo. A pesar de la epidemia ellos seguían llevando su rutina habitual. También son personas que se tocan mucho, comen juntos y tienen costumbres funerarias que hacen que la transmisibilidad sea grande.

Cuando nosotros llegamos, más del noventa por ciento de las personas que enfermaban, morían. Eso demuestra no solamente la alta letalidad, sino que los pacientes estaban subtratados. Con la llegada de la brigada médica cubana y el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, que fue fundamental, se comenzó a tratar el Ébola correctamente. Se creó un protocolo para asistir a los pacientes y eso mejoró la sobrevida de las personas que adquirían el virus. El periodo de incubación es de dos a 21 días, en tanto el período crítico es de siete a 14.

Recién llegado a Sierra Leona. Foto cortesía del Dr. Ríos


P: Rotceh, el dos de diciembre, Día de la Medicina Latinoamericana me enviaste desde Sierra Leona un mensaje conmovedor que compartí con la audiencia de Radio Jaruco y también de Cuba y el mundo, porque lo leí en La luz en lo oscuro, el programa que Radio Rebelde dedicó a los Cinco por más de una década. Te leo un fragmento: “…..hoy visité por segunda vez el hospital pediátrico, único de su tipo en el país que alberga 20 camas para niños con Ébola y trabaje en zona roja dos horas….es de los 9 hospitales a los que he entrado en zona roja donde mejor se cumple el proceso de desinfección…. hoy te decía me sentí muy útil pues cargué de su cunita a la ambulancia a una niña de un año y unos meses que se quedó sin familia por el Ébola. Examiné niños de diferentes edades que oscilan entre los meses de nacido y los 14 años, pero vi morir a cuatro…….
¿Cuánto te marcó esa experiencia?

Dr Ríos Molina: Fue muy difícil para mí. Yo había visto morir a los niños, en Sierra Leona pero en centros para adultos. Aquel era un centro, no de tratamiento, sino de aislamiento pediátrico. La primera vez que fui para evaluar si las condiciones eran óptimas para el trabajo de los médicos cubanos, vi morir a siete niños y a una familia que tenía a tres hijos quedarse reducida al padre y uno solo de los hijos. Aquel niño fue enviado a otro centro y después no supe cuál fue su destino. Yo soy un padre de dos niños, y ver aquello fue terrible para mí. El problema es que no solamente se morían de Ébola, sino también de paludismo, de neumonía, tuberculosis, diarreas, que son enfermedades curables. Allí se morían los niños y ya. Pero vivir aquello nos sirvió a mí y a mis compañeros para enseñar a los médicos y enfermeros locales a darle más sentido a la vida de aquellas personas, y les inculcamos que la vida de un ser humano, fuera quien fuera, era importante.

P: Y ya que mencionas esa enseñanza, ¿Cómo llevaban la labor preventiva y educativa a los pacientes?

Dr Ríos Molina: Nosotros no teníamos concebido trabajo de campo, sino que nos centrábamos en el tratamiento clínico en las unidades. El trabajo de campo lo desarrollaba la Organización Mundial de la Salud con personal británico y norteamericano encargado de visitar las comunidades para informar a la población. Lo otro era la labor de promoción que hacía el gobierno de Sierra Leona en las calles, la televisión y la radio. Ahora, qué pasa con esos medios. Allí no existe el fluido eléctrico, como en Cuba y por tanto la mayoría no tiene acceso a lo que se transmite. Lo que sí se veían eran mensajes y propagandas colocados por todas partes relacionados con el Ébola y se decía que debían llamar ante los síntomas de la enfermedad al 117, que era el Centro de asistencia a los pacientes sintomáticos.

Fue difícil al principio, también de esa manera, porque allí la gente creía que el Ébola no era real, sino una maldición de sus dioses. Por suerte cuando nosotros llegamos en octubre ya la población se estaba convenciendo de que el Ébola existía y era una enfermedad. Fíjate, que en agosto y septiembre las cifras hablan de la mortalidad tan grande en Sierra Leona porque a la gente le costaba entender que la vía de transmisión era de persona a persona y continuaban abrazando al fallecido y encima, mantenían el ritual de beber el agua con que bañaban al difunto para recoger su espíritu. Y ya te puedes imaginar los contagios, porque la mayor carga viral se produce cuando la persona muere.

P: Además de los 165 colaboradores cubanos que enfrentaban el Ébola en Sierra leona había especialistas y voluntarios de otras naciones. ¿Tuviste algún tipo de intercambio con ellos?

Dr Ríos Molina: Muchísimos contactos porque trabajábamos estrechamente con la Organización Mundial de la Salud. Médicos y enfermeros británicos, norteamericanos, australianos, chinos. En una ocasión visitamos un hospital de China, ellos también estaban haciendo un buen trabajo aunque tenían menos camas que nosotros, y ninguno de esos especialistas chinos se enfermó de Ébola. Esos intercambios me hicieron ver que los profesionales cubanos no tienen nada que envidiarle a los de esas superpotencias. Nosotros estamos muy bien formados en cuanto a preparación en la asistencia médica. Inicialmente ellos estaban un poco reacios a trabajar con nosotros por problemas que confrontábamos con el Inglés, pero en la medida que fueron conociendo de la calidad de nuestro desempeño fluyeron mejor las relaciones.

P: ¿Cómo es Sierra Leona?

Dr Ríos Molina: Sierra Leona es un país rico en recursos naturales: hay oro y diamantes. Tiene buenas tierras para cultivar, quizás tenga petróleo, pero es algo que no han explotado todavía. Pero ni el oro ni el diamante les pertenece, y no tienen condiciones para explotar la tierra porque no tienen agua, ni infraestructura. Es un país donde la gente permanece en la calle todo el día tratando de sobrevivir, vendiendo sobre todo, y los que más se dedican a vender son los niños. En cualquier intersección, porque allí no hay semáforos, se puede ver a los niños de siete, ocho o nueve años vendiendo agua refrescos, dulces y otras cosas para ayudar a su familia. Entonces, quienes trabajan son las mujeres y los niños, los hombres no, excepto los profesionales.

Como país capitalista al fin, allí hay de todo, lo de mejor y de peor calidad, lo que quieras comprar. En cambio, la población no tiene acceso a esos productos porque no tiene dinero. Conseguir trabajo es algo grande en Sierra Leona y aunque el salario no es fijo y el trabajador es prácticamente propiedad del dueño, tener empleo es la garantía de una vida mejor.

P: Es entonces otro país subdesarrollado con diferencias abismales entre las clases sociales.


Dr Ríos Molina: Así es. Allí se puede ver justo al lado de una mansión, una choza miserable.

P: Sin embargo me comentabas en una ocasión, que la gente allí puede comprar un celular y luego no tener dinero para comida o medicinas.

Dr Ríos Molina: Así es. A nosotros, como cubanos, nos llamaba la atención ver como allí todo el mundo tiene celular de más o menos calidad. Yo no sé si tenían dinero para hablar, pero muchas veces andaban en harapos, pero con el celular en la mano. Lo que sucede es que la ignorancia es muy grande en Sierra Leona, y las personas no son capaces de ordenar sus prioridades como solemos hacer aquí en Cuba. Allí las cosas funcionan de manera diferente. Por ejemplo, las pocas farmacias que hay no están en función de la salud, sino del comercio. No cuentan con infraestructura de Salud Pública, ni clínicas comunitarias, ni se ven los médicos en las comunidades como aquí. Las unidades asistenciales son privadas y hay que pagar una gran suma de dinero para recibir una asistencia mínima, en tanto hay un solo hospital público que visité y está en muy malas condiciones.

P: Antes de la llegada de los médicos cubanos a Sierra Leona, el Ébola había cobrado la vida a algunos trabajadores de la asistencia sanitaria, y poco después de comenzar el enfrentamiento a la epidemia enfermó el doctor Félix Báez. ¿Cuándo conociste la noticia cuál fue tu primer pensamiento?


Dr Ríos Molina: Fue duro. Éramos 165 hombres viviendo en medio de la epidemia. Cuando Félix enfermó, muchos de nosotros no habíamos entrado aún a un centro de tratamiento al Ébola, y entonces lo que pensábamos era que también nos enfermaríamos cuando nos llegara el momento de trabajar. Pero pesaba más la convicción que tenemos los cubanos de hacer los que nos tocaba al precio que fuera necesario. A partir de aquellos momentos elevamos el entrenamiento y nos preparamos mejor para enfrentar aquel monstruo que teníamos frente a nosotros.


P: ¿Te acuerdas cuando te decía en mis mensajes que revisaras el mosquitero antes de dormir? 

Y es que no solo debían protegerse del Ébola, sino también de otras enfermedades tan comunes allí como el paludismo, un mal que costó la vida a dos colaboradores cubanos en África Occidental. ¿Existe alguna campaña para proteger a la población local de ese padecimiento?

Dr Ríos Molina: No tienen forma, porque la mayoría no puede pagar ni el medicamento, ni los mosquiteros, ni los insecticidas. Nosotros los colaboradores cubanos si contábamos con todo eso y usábamos una quimioprofilaxis diaria, y evitábamos a toda costa las picaduras de los mosquitos. También trazamos una estrategia sanitaria que consistía en tomar la temperatura diaria y la búsqueda temprana de síntomas.

P: Otra de las historias enviadas por ti desde Sierra Leona que también me conmovió fue el parto que hicieron en la unidad que tenías bajo tu responsabilidad, en Waterloo. La conozco porque la leí, pero hoy me gustaría escucharla.

Dr Ríos Molina: Ese fue el único parto que se hizo en un Centro de Tratamiento al Ébola. Recuerdo que la paciente llegó con diagnóstico positivo de Ébola, remitida de un centro de aislamiento. Era una mujer joven de 31 años de edad, su primer embarazo y tenía casi 38 semanas de gestación, por lo que estaba a término. El centro de nosotros contaba con el único ginecólogo que había en Sierra Leona en aquellos momentos. A las cinco de la tarde nos llamaron porque la muchacha había entrado en trabajo de parto. El cirujano, Doctor Iliones y el ginecólogo que era el médico santiaguero Juan Andrés y otros cinco enfermeros comenzamos a trabajar. Yo fui solamente asistir, en realidad fueron ellos los que hicieron el parto que duró casi seis horas. La paciente fue tratada como si estuviera en Cuba, con todos los recursos, pero el feto estaba fallecido cuando nació, era un varoncito con un buen peso pero, al parecer, la carga viral del Ébola le causó la muerte. Ella quedó bien, las pérdidas que tuvo fueron discretas, se medicó y estaba con buen estado físico general. Pero al amanecer estaba muerta en el suelo, cianótica, debido a un tromboembolismo pulmonar causado, probablemente, por el líquido amniótico. Sin embargo no sangró, lo que nos llevó a concluir que la muerte no se debió al Ébola.

P: ¿El hecho de ser muy joven, cumpliste 30 años de edad en Sierra Leona, te creó obstáculos para tu desempeño como directivo en la misión?

Dr Ríos Molina: De los médicos era yo el más joven en Sierra Leona, y de los enfermeros había uno que contaba 26 años. Ciertamente, el haber ocupado el cargo de Coordinador General de un Centro de Tratamiento al Ébola fue un poco complejo. Yo tenía 37 subordinados y la responsabilidad era grandísima porque se trataba de mantener saludables a esas personas que tenía bajo mi mando y hacer bien el trabajo que nos tocaba. Inicialmente, el mando superior estuvo un poco reacio en darme esa responsabilidad por mi juventud, pero les demostré con mucho trabajo que sí podía hacerlo y hacerlo bien. Luego contaban conmigo para tomar decisiones porque aprendieron a confiar en mí. Y como yo, también brilló el médico Dayron de 29 años y un enfermero de Pinar del Río que tenía 26. Es decir que la juventud cubana estuvo muy bien representada allá porque el resto era personal de más edad y experiencia.

P: ¿Y de esas buenas relaciones de trabajo nacieron también lazos de amistad verdadera y perdurable?

Dr Ríos Molina: Como no. Allí trabajan conmigo personas de muchas provincias del país con quienes mantuve buenas relaciones de amistad, sobre todo, con los médicos y enfermeros de las Tunas que se convirtieron en mis amigos y serán mis amigos para toda la vida. También conocí a otros especialistas, que aunque trabajaban como yo en la capital, nunca nos habíamos visto, ellos son también amistades de verdad que se quedaron para siempre.

P: ¿Dejaste amigos en Sierra Leona?

Dr Ríos Molina: Muchísimos amigos que se quedaron llorando la partida de nosotros. Amigos de verdad que admiran mucho a los médicos y enfermeros cubanos y al pueblo de Cuba. Y conocen a nuestro Presidente y algo de nuestra historia. Muchas veces nos decían: nosotros no hacemos lo que ustedes hacen.
P: A la partida de los colaboradores cubanos, ¿quiénes se quedaron frente a los Centros de Tratamiento al Ébola, conociendo que el virus no se ha erradicado totalmente?

Dr Ríos Molina: Muchos centros empezaban a cerrarse en los últimos días de mi estancia en Sierra Leona, al ser significativa la reducción de los casos, y no ser rentable tener las unidades abiertas para uno o dos pacientes. Se fueron identificando los centros que más personal sanitario local tenían para centrar en estos el tratamiento a la enfermedad.

P: ¿El momento más terrible en Sierra Leona?

Dr Ríos Molina: Ver los niños morir.

P: ¿El más hermoso?

Dr Ríos Molina: Dar de alta a un niño de ocho años que perdió a su familia completa, a quien felizmente logramos salvar del Ébola.

P: Cuando nuestro amigo común, Gerardo Hernández, uno de los Cinco, llegó a Cuba tras 16 años de injusta prisión, él confesaba que al inicio despertaba algunas veces con la terrible sensación de estar todavía en la cárcel. ¿Te ha sucedido algo similar después del regreso a tu casa y tu pueblo de San Antonio de Río Blanco o pasaste la página sin traumas?


Dr Ríos Molina: Marle, yo recuerdo todo lo que vi, todo lo que viví. La experiencia fue maravillosa, tengo la seguridad que fue una bendición en mi vida. Agradezco a las autoridades que me escogieron para la misión porque salvé muchas vidas y conocí cosas que jamás imaginé existieran en el mundo. Pero para mí no creó traumas. Yo fui a Sierra Leona a hacer lo que mejor sé, que es trabajar y dar vida y salud a las personas. Duermo tranquilo con la felicidad de estar con mi esposa, mis niños y mi familia.


P: Y ya que hablamos de Gerardo Hernández Nordelo, supe que te llamó por teléfono.

Dr Ríos Molina: Tremenda sorpresa. Yo estaba atendiendo a un paciente en mi casa…

P: ¿Es que acaso no estás de vacaciones?

Dr Ríos Molina: Sí, pero el enfermo no puede esperar y la gente sabe que puede llamar a mi puerta a la hora que sea.

P: Lo sé. No me equivoqué cuando quise que entre Gerardo y tú surgiera un puente de amistad. Pero cuéntame, ¿Que te dijo Gerardo?

Dr Ríos Molina: Mira, me agarró de sorpresa y no sabía qué decirle. Pero cuando lo escuché hablarme como si me conociera de toda la vida se me fueron los nervios. Me preguntó por mi familia, por mis niños. Me dijo que estuvo pendiente de lo que hicimos los colaboradores cubanos en África Occidental y me aseguró que en cuanto estuviera con menos complicaciones de trabajo vendría para verme y escuchar mis experiencias de Sierra Leona.

P: Además de ese encuentro con Gerardo, y de recibir el Nobel de la paz, ¿qué otros proyectos tienes en lo adelante?

Dr Ríos Molina: ¿Tú crees que lo ganemos? Va a ser difícil.

P: Estoy segura.

Dr Ríos Molina: Vamos a ver. Del futuro te puedo decir que seguiré trabajando en el Hospital Naval Luis Díaz Soto y me gustaría hacer una Maestría en Infectología. No sé si seguiré en el séptimo piso, pero tengo la seguridad de que me espera mucho trabajo por delante.

P: Si ahora te proponen enfrentar otra epidemia, incluso más terrible que el Ébola, fuera del país ¿qué harías?

Dr Ríos Molina: Te voy a decir lo mismo que le dije al Ministro de Salud Pública el día que me lo preguntó: Donde sea, cómo sea, a la hora que sea y lo que haya que hacer lo haré. Los cubanos somos así. Y ya te digo, sea fuera o sea dentro del país porque no me canso de decir que hay muchas misiones que cumplir aquí dentro también, y a veces se nos olvidan un poquito. Tenemos muchos problemas que resolver y tenemos que ponerle el pecho para que no se deteriore el sistema nacional de salud, que es una de las conquistas más hermosas de la Revolución. Cuando vas a otro país terminas convenciéndote más de esa verdad.

Durante el recibiento en_Mayabeque el 22 de abril de 2015. Foto de la Autpa
Fuente: CubaDebate

viernes, 29 de mayo de 2015

Retira EE.UU. a Cuba de lista de países promotores del terrorismo


La Habana, 29 may (AIN) El gobierno de Estados Unidos retiró a Cuba de la lista de estados promotores del terrorismo internacional, informó el Departamento de Estado mediante una nota oficial, publica Prensa Latina.

   El vocero del Departamento de Estado norteamericano, Jeff Rathke, en una nota oficial señaló que "el plazo de 45 días de notificación al Congreso expiró y el Secretario de Estado tomó la decisión final de rescindir la designación de Cuba como Estado Promotor del Terrorismo, que se torna efectiva hoy, 29 de mayo".

   El listado es elaborado de forma unilateral por Washington y Cuba fue incluido desde 1982

   La nota precisa que Estados Unidos mantiene preocupaciones y divergencias con La Habana, pero no existen criterios relevantes para mantener esa política, y la acción refleja la convicción estadounidense de que Cuba reúne los criterios para ser excluida.

   Desde el inicio de las conversaciones en enero pasado para el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, Cuba siempre señaló que su salida de la Lista de Estados patrocinadores del terrorismo era una cuestión de justicia elemental, pues nunca debió estar en ella.

   Ese acto, junto a la solución financiera de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, que desde hacía más de un año carecía de un banco para sus operaciones, eran dos de los intereses de la parte cubana para el restablecimiento de los vínculos diplomáticos y la apertura de las embajadas.

   Sin embargo, el restablecimiento de los nexos sólo constituye la primera parte del largo proceso de normalización de las relaciones entre las dos naciones, rotas desde hace más de medio siglo.

   Para Cuba, la normalización de los vínculos con Estados Unidos pasa por el levantamiento del bloqueo que mantiene Washington contra La Habana, la devolución del territorio que ocupa la base naval de Guantánamo, el cese de las transmisiones ilegales de radio y televisión y la compensación por los daños causados por las medidas económicas.

   Para ser efectiva, la decisión requiere de su publicación en el Federal Register, Registro Federal, el diario oficial estadounidense, aunque la oficina diplomática aseguró que la decisión se torna efectiva de inmediato.

Fuente: AIN

Consiga su propio taxi y un amigo en Cuba con YoTeLlevoCuba


¿Qué le parece la idea de que, al arribar a un lugar que ha viajado por primera vez, alguien que ya usted conoce de antemano le esté esperando? ¿Y qué le parece aun más si ese alguien es un chofer que podrá compartir con usted todo su viaje por la isla, mostrándole todos sus encantos y mejores lugares? ¿Imagina usted que esa opción ya existe? Pues si!!! con solo entrar a yotellevocuba.com podrá tenerlo y disfrutarlo.
Sabemos que viajar es algo grande, que lo planeamos todo bien, que queremos disfrutarlo al máximo, conocer los mejores lugares y utilizar las opciones más económicas. ¿Sabe qué? YoTeLlevoCuba es TODO ESO Y MÁS.

Nuestros choferes son locales y conocen mejor que nadie la isla, pueden ser pescadores, médicos, constructores, guías turísticos, ingenieros... PERSONAS COMUNES COMO USTED O YO!!! Pero... tienen una meta crucial: Hacerle disfrutar todo el tiempo que pase en Cuba.
Desde que usted interactúa con cada chofer mediante el sitio al reservar su viaje, verá en la parte inferior de su correo una pequeña foto de un isleño, cubano de verdad, sonriéndole e invitándole a pasar sus mejores días en la isla grande del Caribe.
Repasemos entonces sus objetivos:



  • Quiere disfrutarlo al máximo: Nuestros choferes conocen la ciudad y la isla, es muy probable que compartan con usted sus mejores opciones, siempre con la máxima de servirle y hacerle feliz. Puede preguntarles lo que sea y lo que desee, incluso cambiar itinerarios, ajustarse, ellos le entenderán.

  • Quiere cuidar su economía: Cuando usted solicita taxi para su viaje en yotellevocuba.com, tres de nuestros choferes son notificados, por lo que tendrá... tres opciones!!!. Tres personas diferentes, precios diferentes que podrá evaluar y ajustar a lo que más se acerque a lo que tiene o desea gastar. Igualmente puede ajustar precios, regatear, acordar cambios e incluso negociar cualquier condición para su viaje.

  • Conocer a Cuba y su gente: Nuestra política y la de nuestros choferes es que quede tan satisfecho con nuestro servicio, que en lugar de haber ganado un cliente queremos ganar un amigo. Entonces podrá  contar con un amigo en Cuba que le ayudara cada vez que nos visite desde hoy y por siempre.

No pierda tiempo entonces, vengase a Cuba y disfrútela, desde la ventanilla o carretera, desde la mesa o el taburete cubano, desde la pista de baile disfrutando del son, no importa desde donde... si quiere decida usted, pero sea lo que sea y a donde sea: le podemos llevar.



jueves, 28 de mayo de 2015

La cantante Rihanna está en Cuba


La cantante, Rihanna, se encuentra de visita en La Habana, la información se conoció a través de la página web del restaurante habanero llamado La Fontana.

La estrella del hip-hop llegó a la isla este miércoles y según revelaron algunas fuentes fue al conocido restaurante en busca de comida cubana.

La cantante también disfrutó de la música cubana y bailó con el quinteto Son3men2, agrupación de La Fontana, que tocó para ella varios clásicos de la música cubana.

Fuentes consultadas por la prensa confirmaron que la cantante llegó ayer a las 4 y 45 de la tarde en un vuelo privado procedente de Miami.

(Tomado de agencias)
(Foto de Facebook)

Fuente: CubaDebate

martes, 26 de mayo de 2015

Cuba reconoce la medicina natural y tradicional como una especialidad médica

La medicina natural y tradicional recibió el estatus de "especialidad médica" en Cuba, donde desde hace años diversas prácticas como la acupuntura o la terapia floral se realizan en instituciones sanitarias de modo alternativo.
EFE: La decisión de "reconocer a la Medicina Natural y Tradicional como especialidad médica, integradora y holística de los problemas de salud" aparece en una normativa firmada hace 15 días por el titular de Salud, Roberto Morales, y divulgada hoy en la web de la Gaceta Oficial.

La medida, que ya entró en vigor, concede un nuevo estatus a un total de 10 terapias para cuya práctica sólo estarán avalados profesionales y técnicos de la Salud, con los títulos y entrenamientos correspondientes.

La lista incluye técnicas como la terapia floral, a partir de los principios desarrollados por el homeópata británico Edward Bach; la fitoterapia, que usa plantas medicinales sin adición de otros componentes; y la apiterapia, que se basa en productos apícolas con fines curativos.

Además, están la acupuntura; ozonoterapia; la homeopatía; la hidrología médica, basada en el uso del agua; la helio-talasoterapia, a partir del uso del sol y otros "factores climáticos" relacionados con la estancia a orillas del mar como profilaxis y tratamiento.

Por último, el Ministerio de Salud Pública avaló oficialmente la práctica de ejercicios terapéuticos tradicionales -como el hatha yoga- y la "orientación nutricional naturista".

La utilización de todos estos métodos para la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades se integrará a otras terapias convencionales de la "medicina occidental moderna", señala la resolución.

La normativa deja, asimismo, la puerta abierta para valorar e incluir otras terapias naturales, una vez que cumplan con los requerimientos científicos, académicos y técnicos.

En Cuba, la medicina natural y tradicional se ha practicado durante años bajo marco legal, y su desarrollo, investigación, enseñanza y "generalización" forma parte de un programa oficial, que incluye desde los consultorios comunitarios hasta los hospitales.

Las farmacias de la isla dispensan asimismo una gran variedad de productos naturales alternativos para aliviar todo tipo de males, desde gripes hasta dolores.

Fuente: CubaDebate


Brigada médica cubana en Nepal ha atendido hasta hoy a dos mil pacientes

La brigada médica cubana en Nepal atendió ya a dos mil pacientes en zonas que se vieron duramente afectadas por el terremoto ocurrido el pasado mes. Se han beneficiado con la atención cubana, residentes en los distritos de Katmandú, Lalitpur y Bhaktapur, según dio a conocer hoy el diario Granma.

Hace un mes, el 25 de abril, Nepal se estremeció con un devastador sismo de 7,9 grados en la escala de Richter, que ocasionó más de ocho mil 600 víctimas.

La noche del 12 de mayo, el mismo día que un segundo terremoto sacudió esa nación, la brigada número 41 del Contingente In­terna­cio­nal Especializado en el Enfrentamiento a De­sas­tres y Grandes Epidemias Henry Reeve —integrada por 49 colaboradores, de ellos 25 médicos de diversas especialidades— llegó a Katman­dú, capital de Nepal.

Al día siguiente de tocar suelo nepalí, los profesionales de la salud cubanos se desplazaron hacia el área que ocupa el Centro Nacional de Investigaciones de Medicina Ayurdeva, asignada por el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud.

Los días en Nepal son un proceso de aprendizaje y confraternización mutua, pues los cubanos cuentan con el apoyo de varios médicos y paramédicos nepalíes que les sirven como intérpretes y facilitadores para su labor, señaló al periódico el doctor Luis Orlando Oliveros, jefe de la brigada médica de Cuba.

El personal cubano de la salud vive en tiendas de campaña al fondo de la instalación donde trabajan, con todas las condiciones de seguridad requeridas.

“Han existido réplicas perceptibles, pero tomamos todas las medidas para evitar cualquier accidente. Trabajamos con el principio de asumir riesgos imprescindibles, no riesgos innecesarios”, dijo el galeno.

Al distrito de Bhaktapur, uno de los más afectados por el sismo, llegaron este domingo en respuesta a una invitación del comité de solidaridad con Cuba 28 miembros de la brigada médica cubana en Nepal.

Tras un acto de solidaridad y un breve recorrido por las zonas más afectadas en los cantones orientales del distrito, los colaboradores de la nación caribeña iniciaron una intervención comunitaria en el centro comunal de salud de Bhaktapur.

Allí se instaló el Campo Solidario de Salud, una facilidad temporal en carpas, en las que se ofrecieron servicios de atención de medicina general, ortopedia, psiquiatría, fisioterapia, rehabilitación, ginecología, pediatría y enfermería, y consultas de cirugía y neurocirugía.

En casi cinco horas de trabajo atendieron a 512 pacientes, el mayor número atendido por la brigada en un solo día de trabajo hasta la fecha.

Equipos móviles de la brigada desplegaron anteriormente acciones similares en las villas de Bungmati, Khokanat, Bhatkepati, Gol Dhunga, Machhe Gau, Patan, Mata Tirtha y Kamalbinayak.

Con los pacientes consultados este domingo en Bhaktapur, los médicos cubanos superaron la cifra de dos mil nepaíes atendidos desde el pasado día 15 de mayo.

(Con información de Prensa Latina)

Fuente: CubaDebate

A la venta periódico Ofertas, nuevo medio para publicitar en Cuba

A la venta en La Habana el periódico Ofertas, nueva publicación dedicada a la publicidad y los anuncios clasificados. Foto: Abel Padrón Padilla/ AIN.
Ofertas, publicación de la Agencia de Información Nacional dedicada a la publicidad y los anuncios clasificados de personas naturales y jurídicas, ya está en numerosos estanquillos de las provincias occidentales, al precio de tres pesos en moneda nacional (CUP).

La venta comenzó este fin de semana en algunos municipios de La Habana y a partir del martes debe llegar paulatinamente al centro y oriente del país.

Este nuevo periódico, con 16 páginas a color en formato tabloide, responde a la necesidad de las empresas estatales, organismos, instituciones y trabajadores no estatales, de dar a conocer sus emprendimientos, como parte del proceso de actualización del modelo económico cubano.

En su número cero, Ofertas incluye textos y fotos que giran en torno a un tema central: la imagen y el diseño, teniendo en cuenta la multiplicación creciente de espacios dedicados a la producción, comercialización y consumo, y la importancia de que su visualidad constituya un aporte al gusto estético de la población.

Los lectores tendrán a su disposición una interesante entrevista al director de la Oficina Nacional de Diseño, Pedro García Espinosa; conocerán sobre el pru oriental, una bebida tradicional que bien pudiera extenderse a otras regiones, y recibirán más información sobre el inexplorado campo de la propiedad industrial, los impuestos y la cultura del detalle.

Entre las novedades publicitarias, tiene un cupón del restaurante La Catedral, en el Vedado capitalino, que al presentarlo el usuario, pueden consumir cuatro personas y pagan por tres, mientras Campismo Popular da a conocer nuevas opciones para el verano tan atractivas como “Aventura en ascenso”, un servicio de alojamiento por cuatro noches, transportación ida-vuelta y escalada al Pico Turquino.

Con una tirada de 60 mil ejemplares, el periódico tendrá una frecuencia mensual y será distribuido a todo el país por la Empresa de Correos de Cuba.

El sitio web Ofertas (ofertas.cu) estará disponible online en los días venideros, para anuncios clasificados —tanto los que coloquen directamente los usuarios de manera gratuita como los que fueron contratados para el tabloide—, y banners pagados. Esta aplicación tiene la ventaja de poder ser accedido desde la red nacional, como infomed, la universitaria y los Joven Club, entre otras.

Los interesados en insertar anuncios o publicidad en el periódico, pueden dirigirse a las oficinas comerciales de la AIN, en calle 23 esquina a J, Vedado, y progresivamente se irán sumando las corresponsalías provinciales para dar respuesta a los intereses de los anunciantes en cada territorio.

A la venta en La Habana el periódico Ofertas, nueva publicación dedicada a la publicidad y los anuncios clasificados. Foto: Abel Padrón Padilla/ AIN.


 (Con información de AIN)

Fuente: CubaDebate

sábado, 23 de mayo de 2015

Llegan a Cuba últimos colaboradores que combatieron el Ébola en África

El último grupo de colaboradores cubanos de la salud, que quedaba combatiendo el virus del Ébola en África Occidental, llegó en la noche de este viernes a la Patria por el aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez, procedente de Guinea Conakry.
Con el arribo de estos 24 médicos y enfermeros, quienes a petición del gobierno de esa nación permanecieron allí más tiempo de lo previsto, se cierra otro capítulo de heroicidad y abnegación del contingente internacional Henry Reeves, pues a riesgo de sus vidas 256 de sus miembros lograron salvar a miles de personas infectadas.
Páginas de heroísmo y entrega escribieron ellos durante más de seis meses tanto en ese país como en Sierra Leona y Liberia, tras el pedido hecho por el secretario general de la Organización de Naciones Unidas y la presidenta de la Organización Mundial de la Salud, de socorrer a las poblaciones víctimas de la mortal epidemia.
Por esto, también como en los anteriores arribos por el aeropuerto Juan Gualberto Gómez, cercano al balneario de Varadero, sus trabajadores y personal de salud pública en nombre del pueblo, dieron a los recién llegados una calurosa bienvenida con canciones y consignas patrióticas.
La alegría de estar en la Patria que los vio nacer, con la satisfacción del deber cumplido, se reflejaba en los 24 colaboradores de la salud, quienes ahora, antes de  recibir el anhelado abrazo de sus seres queridos, de amigos y compañeros de trabajo, deberán pasar un proceso de vigilancia epidemiológica y de control sanitario.
El 23 de marzo llegó a la Isla un primer grupo de 158 médicos y enfermeros procedentes de Sierra Leona y Liberia, y desde entonces, de manera escalonada arribaron otros, hasta completarse hoy en Cuba la totalidad de los miembros del contingente internacionalista Henry Reeve que combatieron el Ébola.
Emotivos recibimientos tuvieron en sus territorios por las autoridades locales, familiares y colectivos laborales, además de que muchos de ellos participaron en las elecciones para elegir a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular y en los desfiles por el Primero de Mayo, donde no faltó el reconocimiento del pueblo.
(Con información de AIN)
Fuente: CubaDebate

viernes, 22 de mayo de 2015

INFORMACION SOBRE EL TRATAMIENTO ANTI-PSORIATICO EN CUBA



Información sobre el tratamiento anti-psoriatico en cuba el Centro de Histoterapia Placentaria. La habana . Cuba.

Hace varios días publiqué una nota de prensa que salió reflejada en el sitio web CubaSí, donde al reproducirlo: "Medalla de Oro a medicamento cubano contra la psoriasis" trajo consigo una avalancha de visitas. Y muchos comentarios y dudas por el tratamiento de ese medicamento. Muchos preguntaban que donde podían adquirirlo y no he logrado localizar la información oportuna para brindárselas. Por tal motivo, hice otra búsqueda que me llegó a lo siguiente en el Centro de Histoterapia Placentaria. La habana:

La Psoriasis es una enfermedad crónica de la piel que evoluciona por crisis y afecta el 2% de la población mundial. Básicamente consiste en un trastorno de la proliferación celular epidérmica, caracterizada clínicamente por una excesiva descamación cutánea y la presencia de lesiones en forma de placas hiperqueratósicas y pruriginosas localizadas en el tronco, las articulaciones y el cuero cabelludo. Las placas son de color rojizo, simétricas, circunscritas, de bordes gruesos y bien delimitados, recubiertas de escamas blancas nacaradas, imbricadas, abundantes y fácilmente desprendibles.

El estudio histológico de éstas, muestra evidencias de hiperqueratosis, paraqueratosis, acantosis con una anormal concentración de polimorfos nucleares neutrófilos en el estrato córneo de la piel o zona de Malpigio. Esta acumulación de neutrófilos, debido a las hidrolasas que contienen, produce una reacción inflamatoria local que estimula la proliferación celular epidérmica en forma excesiva.

INFORMACION SOBRE EL TRATAMIENTO ANTI-PSORIATICO DESARROLLADO EN NUESTRO CENTRO.

Para iniciar el mismo es necesario ser consultado en nuestro Servicio Clínico Internacional y permanecer durante un mínimo de 3 días en Cuba. Debe abandonar tratamiento médico anterior, si es que lo mantiene todavía, 45 días antes de venir a consulta.

Las consultas se desarrollan por el personal médico especializado de lunes a viernes de cada semana en el horario de 8:30 am a 4:00 pm, con un precio de 120.00 C.U.C (Pesos Cubanos Convertibles). Si no trae resultado de biopsia de piel, la misma se le practicará en nuestro Centro por un valor de 150.00 C.U.C.

Las sesiones de entrenamiento en el método de tratamiento (3) tienen un valor de 40.00 C.U.C cada una. El paciente no es ingresado, sino que se hospeda en los hoteles de la capital, ya que el tratamiento es ambulatorio.

No es necesario efectuar reservación previa de turno pues los pacientes son atendidos por orden de llegada en nuestros servicios clínicos del Centro de Histoterapia Placentaria situados en Calle 18 No. 4302 esquina a 43. Miramar, Playa, La Habana, Cuba.

Para continuar el tratamiento en su país, al paciente se le indicará en consulta las cantidades adecuadas a llevar de cada medicamento, de acuerdo con el grado de extensión de su superficie corporal afectada por la enfermedad. El valor de cada producto es el siguiente:

Coriodermina (250 g) - 33.30 C.U.C (Mantener refrigerado entre 2-8 º C)
Loción Piloactiva (200 ml) - 13.35 C.U.C
Champú Piloactivo (200 ml) - 5.10 C.U.C
Gel Hidratante Dérmico (250 g) - 21.00 C.U.C

NOTA: El medicamento Coriodermina no se vende libremente, sólo previa evaluación y prescripción médica en nuestro Centro, que incluye la consulta y las sesiones de tratamiento. Se sugiere a los pacientes traer una bolsa térmica para protección y traslado del medicamento.

Coriodermina es un factor placentario que inhibe el desarrollo de las crisis psoriáticas regulando la velocidad de reproducción de las células epidérmicas o queratinocitos, al neutralizar el efecto estimulante de diversos mediadores químicos del proceso inflamatorio, tales como neuropéptidos y citokinas. Se presenta en forma de jalea hidrosoluble que ejerce su acción en la capa dérmica por absorción transcutanea a partir del sitio de aplicación.












Gel Hidratante Dérmico dermocosmético que contiene Sulfato de Magnesio al 5 %, complementa el tratamiento de la Psoriasis potencializando el efecto de la Coriodermina al disminuir su número de aplicaciones tópicas diarias y evitar la necesidad de exponer las lesiones a la radiación solar o infrarroja.














Su inocuidad permite utilizarla tanto en niños como en adultos, incluyendo personas de edad avanzada, gestantes y mujeres durante su período menstrual.

Es compatible además con cualquier tipo de alimentos o bebidas, así como con otros grupos de medicamentos.

La CORIODERMINA carece de efectos secundarios nocivos locales o sistémicos.

ADVERTENCIA

Al inicio del tratamiento, cuando comienza la aplicación de la jalea sobre las lesiones psoriáticas, en un 30% de los pacientes se produce una reactivación o crisis de la enfermedad caracterizada por un enrojecimiento marcado de las placas, acompañado de una intensificación del prurito y la descamación, así como el incremento del grosor y número de éstas.

Este efecto tiene una duración aproximada de 15 - 25 días, atenuándose a partir de entonces la sintomatología hasta desaparecer totalmente, tanto las lesiones como el prurito y la descamación, en los 30 a 60 días siguientes.

PRESENTACION

Frasco plástico de 200 g.

COMPOSICION

Cada 100 g. contiene:

Fracción placentaria humana bioestimulante de la transformación celular epidérmica solubilizada en etanol (90 grados), 59 ml

Excipiente hidrosoluble, 100 g.

Resultados obtenidos en pacientes tratados con CORIODERMINA.

Informacion de: Centro de Histoterapia Placentaria

jueves, 21 de mayo de 2015

Siete claves para entender lo que está pasando entre Cuba y Estados Unidos

La delegación oficial cubana a la Tercera ronda de Conversaciones Cuba-EEUU. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
WASHINGTON.—Han transcurrido cinco meses desde que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaran el pasado 17 de diciembre su intención de abrir un nuevo capítulo en las relaciones entre Es­tados Unidos y Cuba.
Tras un encuentro histórico de los dos mandatarios en la VII Cumbre de las Américas, hoy inicia en Wa­shing­ton la tercera ronda de conversaciones a nivel de funcionarios para avanzar en el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas.
Izar las banderas de las misiones de Washington y La Habana sería ya de por sí un hito entre dos naciones vecinas que han carecido de nexos formales durante más de medio si­glo. Sin embargo, constituiría solo el inicio de una etapa mucho más larga y compleja.
Los malos entendidos y también las manipulaciones intencionadas han acompañado este proceso desde un inicio. Granma comparte con sus lec­­tores siete claves para ayudar a entender las dimensiones de lo que está pasando entre La Habana y Wa­shington y la etapa que se avecina.
1. Los presidentes tomaron una decisión, lo que falta es llevarla a la práctica
El 17 de diciembre, entre otras noticias de importancia para ambos pueblos, Raúl Castro y Barack Obama anunciaron simultáneamente que han decidido restablecer las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU, rotas hace más de medio siglo.
Ahora, la voluntad de los presidentes debe pasar por los canales oficiales de cada país para materializar ese paso.
Las delegaciones que se han reunido en La Habana y Washington en varias rondas de conversaciones y encuentros técnicos, están llevando adelante ese proceso.
La importancia de estas reuniones es que establecen las bases sobre las cuales van a funcionar los nexos di­plomáticos, para no incurrir en los errores del pasado.
2. Ninguna de las partes ha condicionado el restablecimiento de relaciones
Una de las principales líneas de ataque mediático contra las conversaciones ha sido hablar de “condicionamientos” entre las partes.
Tanto los diplomáticos cubanos co­mo estadounidenses han sido claros en que el ambiente de trabajo lo ha marcado el respeto y la profesionalidad, en un clima de reciprocidad y sin injerencias.
Cuba lo que sí hizo desde un inicio fue señalar aspectos que resultaría necesario solucionar antes de dar un paso: el fin de su injusta inclusión en la lista de países terroristas y la situación de su misión en Washington, que ha carecido de servicios bancarios por más de un año.
Ambos aspectos ya están en camino de su solución definitiva, según ha trascendido.
Entretanto, los funcionarios estadounidenses han hablado sobre la movilidad de sus representantes en la futura embajada en La Habana (la de los diplomáticos cubanos también está limitada en Washington), así como el acceso de los cubanos a sus instalaciones.
Al respecto, Cuba ha insistido en la importancia de cumplir con las Con­venciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que establecen la importancia de cumplir las leyes del país anfitrión y no inmiscuirse en sus asuntos internos.
Una misión debe poder relacionarse con las personas del país anfitrión, pero respetando preceptos y normas, explicó recientemente un di­plo­má­tico cubano.
3. El restablecimiento de relaciones no es lo mismo que la normalización de relaciones
Confundir el proceso de restablecimiento de los nexos diplomáticos  con el de normalización de las relaciones, que es mucho más largo y complejo, es otro error común.
Después de contar con embajadas en ambas capitales, se abriría la eta­pa de la compleja búsqueda de la “normalidad” entre dos países que comparten una convulsa historia bilateral.
Las autoridades cubanas han se­ñalado varios puntos que se consideran indispensables para hablar de una normalización: el levantamiento del bloqueo, la devolución del te­rritorio de la Base Naval de Guan­tánamo, el fin de las transmisiones ilegales de radio y televisión, la cancelación de los planes de cambio de régimen y la compensación por los daños causados al pueblo cubano durante más de medio siglo de agresiones, entre otros.
Nunca se ha dicho que esos puntos necesitan solución para abrir las embajadas, como algunos medios han intentado manipular.
Incluso las autoridades estadounidenses han reconocido la posición cubana.
“Unas relaciones completamente normales no incluyen un embargo económico, no incluyen sanciones económicas”, dijo recientemente una funcionaria del Departamento de Estado de EE.UU. que pidió su anonimato.
Sin duda esta nueva etapa incluye la discusión de otros asuntos de interés para ambas naciones. Pero Cuba ha sido clara que no se le puede pedir que “dé algo a cambio”. Nuestro país no aplica esas medidas a Estados Unidos, ni tiene bases militares en territorio norteamericano, ni promue­ve un cambio de régimen.
Asimismo, Cuba ha dicho que no se le puede exigir que tenga que renunciar a sus ideales de independencia y justicia social, ni claudicar en uno solo de sus principios, ni ceder un milímetro en la defensa de la soberanía nacional.
4. El cambio de política de Washington es un triunfo del pueblo cubano y de la integración latinoamericana
No pecaríamos de chovinistas al reconocer, co­mo lo ha hecho la ma­yoría de la comunidad internacional, que el hecho de que Cuba haya llegado a este punto es resultado de casi siglo y medio de heroica lucha y fidelidad a sus principios.
Asimismo, no se podría pensar en cambios de política de este calado sin entender la nueva época que vive nuestra región, y al sólido y valiente reclamo de los gobiernos y pueblos de la Comunidad de Estados Lati­noa­mericanos y Caribeños (Celac).
En la II Cumbre de la Celac en La Habana se firmó un documento que no tiene referente en la historia he­misférica: la declaración de la región como Zona de Paz, la misma que reconoce “el derecho inalienable de to­do Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como con­dición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones”.
5. Estados Unidos cambia los métodos, pero no los objetivos
Una de las grandes preguntas que ha seguido este proceso es en qué consiste y cuál es el alcance del cambio de política de Estados Unidos. El asunto no tiene una respuesta fácil y quizá sea muy pronto para poder hacer un análisis cabal.
Cuando el Presidente Obama hizo su anuncio, dijo que después de 50 años de una política fracasada, era hora de probar algo nuevo.
“Estamos en el camino hacia el fu­turo, dejaremos en la espalda las co­sas que hicieron el pasado complicado”, dijo Obama en Panamá respecto a Cuba.
Sin embargo, en varios momentos, las autoridades estadounidenses han dicho que cambian los métodos, pero no los objetivos. En esos objetivos está desde el 1ro. de Enero de 1959 el derrocamiento de la Re­volución.

“En Cuba, no estamos en el negocio del cambio de régimen”, precisó Obama durante la VII Cumbre de las Américas, en una declaración que llenó a muchos de esperanza.
Sin embargo, aún millones de dó­lares se destinan públicamente a pa­gar la subversión en Cuba, a lo que se suman otros fondos que no son de­clarados.
Por su parte, las autoridades cu­banas nunca han mostrado ingenuidad. “Nadie podría soñar que la nue­va política que se anuncia acepte la existencia de una Revolución socialista a 90 millas de la Florida”, dijo Raúl en su discurso durante la III Cumbre de la Celac.

6. Obama puede hacer mucho más
Obama acompañó los anuncios del 17 de diciembre con un grupo de medidas que modifican una pequeña parte de la aplicación del bloqueo, pero esa medida de agresión se mantiene en pie.
Cuba ha reconocido la valiente po­sición de Obama de involucrarse en un debate con el Congreso para po­nerle fin, algo que no había he­cho ningún otro presidente estadounidense.
Sin embargo, es falsa la matriz me­diática de que el presidente “ha he­cho todo lo que puede”.
Obama podría utilizar con determinación sus amplias facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo, lo que está en sus manos hacer, aun sin la decisión del Congreso.
Pudiera permitir, por ejemplo, en otros sectores de la economía todo lo que ha autorizado en el ámbito de las telecomunicaciones con evidentes ob­jetivos de influencia política en Cuba.
7. Con respeto a la soberanía, no hay temas tabúes
Una de las lecciones de los últimos  cinco meses  —y quizá también del año y medio de conversaciones se­cretas que los antecedieron— es que Cuba y Estados Unidos pueden abor­dar cualquier asunto siempre que sea en un marco de respeto.
Cuba ha mostrado su voluntad a abordar incluso aquellos temas que más se han utilizado y manipulado para atacar a nuestro país, como de­mo­­cracia, libertad de expresión y de­rechos humanos, asuntos sobre los cuales tiene mucho que mostrar y opinar.
Quizá la clave más importante de todas, y la que resume este trabajo, es que el reto mayor entre Cuba y Es­tados Unidos es construir una con­vivencia civilizada basada en el respeto a sus profundas diferencias.
(Tomado de Granma)

Fuente: CubaDebate

Celebran Dia del Aficionado Cultural en Placetas

Este 20 de mayo de 2015, se celebró el Día del Aficionado en el municipio de Placetas, de la Provincia de Villa Clara, Cuba.

Talento artístico a cargo de Septeto Deseos y Tradiciones.
Trovadores: Yaisel Padilla y Daniel Ascencio (El Testigo)
Cantante: Aldo Marrero
Declamadora: Anaida Portal
Repentista: Luis Bienes
Proyecto de Danza Caracol

Reconocimiento a los aficionados por la labor de toda la vida
Literatura: Jose Gonzalez Peraza, Marcos Ruiz.
Danza: Osmel Duquezne.
Artes Plásticas: Gilberto Guitierrez.
Teatro: Rufino Raul y Rene Gonzalez.
Música: Luis Bienes.

Aquí estoy con el trovador Yaisel Padilla.