jueves, 18 de diciembre de 2014

Obama sorprende con el giro más dramático hacia Cuba en medio siglo

El anuncio del giro más dramático en medio siglo en las relaciones entre Washington y La Habana tomaron por sorpresa tanto a promotores como a opositores de la normalización detonando una vez más el debate sobre políticas que, como indicó el presidente Barack Obama, se implementaron “antes de que muchos de nosotros hayamos nacido”, incluido él.
La reacción de los políticos cubano estadunidenses fue la esperada: denuncias del acuerdo y las medidas. El senador Marco Rubio advirtió que el Congreso –que estará en manos de su Partido Republicano– se opondrá a los cambios y denunció que el presidente “dio al gobierno cubano todo lo que pidió y no recibió ningún compromiso a cambio” y que estos cambios no son más que “una concesión a una tiranía”.
Su colega demócrata Robert Menéndez acusó que fue un “canje” de espías cubanos por un “estadunidense inocente” y que las acciones de Obama han “vindicado el comportamiento brutal del gobierno cubano”. Los representantes cubanoestadunidenses Ileana Ros Lehtinen y Mario Díaz Balart hicieron eco de estos sentimientos y el líder republicano de la cámara baja John Boehner denunció que era otra “concesión a una dictadura”.
Sin embargo, el consenso sobre Cuba ha cambiado dramáticamente en Estados Unidos durante los últimos años. En las encuestas, mayorías (alrededor del 60 por ciento en las más recientes) favorecen un cambio hacia la normalización de la relaciones, incluso dentro de la misma comunidad cubanoestadunidense
Varios políticos de ambos partidos han viajado a la isla y/o se han pronunciado por un giro en la relación –incluyendo a algunos líderes cubanoestadunidenses. Uno de los legisladores que acompañó a Gross en el vuelo de regreso este miércoles fue el senador republicano Jeff Flake, quien ha abogado a favor de un cambio en la política hacia Cuba, junto con varios de sus colegas demócratas.
El ex presidente Jimmy Carter dijo estar “encantado con la decisión sabia y valiente del presidente Obama de mejorar las relaciones con Cuba”, recordando que él había impulsado un aflojamiento del bloqueo y restricciones en los setenta.
Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, quien visitó la isla este año, declaró que “la comunidad empresarial de Estados Unidos da la bienvenida al anuncio de hoy”. Afirmó que “un diálogo abierto e intercambio comercial” entre los sectores privados de ambos países generará “beneficios compartidos”.
El Consejo Nacional de Iglesias expresó su “júbilo” por los pasos anunciados por ambos presidentes y dio bienvenida a la noticia que ambos países “están poniendo fin a un medio siglo de hostilidad”.
Líderes latinos difundieron un comunicado conjunto elogiando el anuncio de Obama. Antonio González, presidente del Instituto William C. Velásquez declaró que las medidas representan “un avance gigantesco” en poner fin al bloqueo injusto. Óscar Chacón, presidente de la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas, dijo que el inicio de la normalización es un gran avance para las relaciones interamericanas.
Julia Sweig, directora de Estudios Latinoamericanos del Council on Foreign Relations, y una de las analistas más prominentes en el país sobre la relación bilateral con Cuba, comentó a periodistas que este anuncio es parte de un giro que se inició hace un par de años, después de que el caso de Gross trabó los esfuerzos iniciales de Obama al inicio de su gestión en la Casa Blanca.
Indicó que los factores clave para permitir este giro incluyen el hecho de que la comunidad cubanoestadunidense en Miami “ya no es monolítica”, que el envío de aproximadamente 2 mil millones de dólares en remesas a Cuba por la diáspora está creando nuevas relaciones económicas, junto con el cambio en la opinión pública nacional, el impulso por abrir el comercio por sectores empresariales, entre otros, hacen que “ahora sea el tiempo indicado para esto”.
Por otro lado, Sweig dijo que un factor también fue la exigencia de América Latina por un cambio, y que Obama “no deseaba que perder a América Latina fuera parte de su legado”.
Sin embargo, advirtió que el giro anunciado no implica que todo cambia, señalando que los “programas de promoción de la democracia, en los que participaba Alan Gross, continuarán”.
Wayne Smith, un ex jefe de la sección de intereses de Estados Unidos y experto sobre Cuba del Center for International Policy, afirmó que las medidas y acuerdos son “exactamente la cosa correcta en este momento crítico”.
Como ha sido durante 50 años, es siempre sorprendente que una isla caribeña de 11 millones de habitantes siga teniendo tal impacto dentro del último superpoder del mundo.
(Tomado de La Jornada)
Fuente: CubaDebate

sábado, 13 de diciembre de 2014

El cantante salvadoreño Álvaro Torres, llegó hoy a Cienfuegos, donde tiene previsto ofrecer conciertos este fin de semana

El cantante salvadoreño Álvaro Torres, saluda al público cienfueguero durante su arribo al Hotel La Unión, lugar de la conferencia de prensa previa a su concierto en la Perla del Sur, Cienfuegos, Cuba, el 13 de diciembre de 2014Foto: Modesto Gutierrez

A su llegada hoy, para su arribo al Hotel La Unión, lugar de la conferencia de prensa previa a su concierto en la Perla del Sur, se detuvo por unos minutos a saludar a sus fans en Cuba, quienes lo estaban esperando.

Alvaro Torres, de 60 años, es considerado como uno de los cantautores salvadoreños con más reconocimiento internacional. Autor de canciones como "Chiquita mía", "Mal acostumbrado" y "Patria querida", además de varios éxitos que han sido interpretados por Tito Nieves, José Luis Rodriguez “El Puma” y Rocio Jurado.

Los conciertos se realizaran en el estadio de béisbol 5 de septiembre de esa ciudad, el cual tiene capacidad para 16 mil espectadores, según informó la prensa cubana. . Además de sus músicos, Torres estará acompañado por un grupo de instrumentistas cubanos.



Fuente: CubaSi

Bloqueo de EEUU a Cuba se ensaña con becaria cubana en Harvard

Elaine Díaz.

La cancelación de la cuenta bancaria en una sucursal del Bank of America a una estudiante cubana en la Universidad de Harvard, reafirma hoy la crueldad del bloqueo económico que Estados Unidos impone a Cuba desde hace más de medio siglo.
La más reciente medida discriminatoria, adoptada contra Elaine Díaz, profesora de periodismo en la Universidad de La Habana y la primera cubana en obtener una beca Nieman, de la Universidad de Harvard, fue destacada hoy por el diario The New York Times, en un editorial firmado por Ernesto Londoño.
Según el diario neoyorquino, Díaz abrió una cuenta bancaria en Bank of America -que incluía tarjetas de débito y crédito- al arribar a Cambridge (Massachusetts)  en agosto pasado, donde depositaba el dinero necesario para cubrir los gastos universitarios
El Times destaca que este mes el banco estadounidense notificó a la becaria que no podía hacer negocios con ella, salvo que presentara documentos que la acreditaran como una ciudadana cubana que emigró definitivamente a Estados Unidos.
“Nuestros registros indican que usted es un ciudadano de Cuba, un país que es objeto de sanciones económicas generales”, dice el texto de la carta enviada por el Bank of América a Elaine Díaz, confirmando que no podían mantener cuentas bancarias con cubanos poseedores de visas temporales.
El editorial de The New York Times subraya que, aunque el gobierno estadounidense autoriza las transacciones financieras relacionadas con los intercambios profesionales entre ambos países, muchos bancos optaron por renunciar a negociar con cubanos residentes en la isla, considerándola una responsabilidad innecesaria.
Otros profesores cubanos que han participado en los intercambios profesionales y culturales, han tenido sus cuentas bancarias congeladas, lo que les impide acceder a los pagos de sus estipendios.
El Times cita el caso de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, que enfrenta un problema similar, después que el M & T Bank dejó de operar este año con las finanzas de la misión diplomática cubana.
Destaca el Times que la becaria cubana Elaine Díaz está tratando de encontrar una manera de recibir el pago por cheque durante el resto de su beca de un año, en lugar del prohibitivo depósito directo, que ahora le niega el Bank of América.
Un conocido de Díaz -agrega el periódico- le sugirió a la joven profesora de la Facultad de Comunicación en La Habana que solicitara asilo político en Estados Unidos para “solucionar” el problema en cuestión.
“Tu vida será más fácil”, dijo la persona que insinuó que abandonara su país de origen, de acuerdo con un intercambio que transmitió en la red social de Twitter.
Pero Elaine, segura de sí, respondió: “No en esta vida, y ciertamente no en la siguiente”.


(Con información de Prensa Latina)
Fuente: CubaDebate

viernes, 12 de diciembre de 2014

Correa considera bloqueo de EE.UU. el peor atentado a los derechos humanos

El presidente ecuatoriano señaló que es necesario profundizar los DD.HH., específicamente el derecho al pan, a la salud, a la educación y al trabajo digno


QUITO.— El presidente de Ecua­dor, Rafael Correa, estimó el miércoles que el peor atentado a los derechos humanos (DD.HH.) en el continente americano es el criminal bloqueo económico que mantiene Estados Unidos contra Cuba.
En su cuenta de la red social Twitter, el mandatario publicó “El peor atentado a los DD.HH. en nuestro continente: el criminal bloqueo a Cuba”, y enfatizó que no obstante, Washington, autor de esa política, es la sede de la Comisión Interame­rica­na de Derechos Huma­nos (CIDH).
Correa consideró que en el Día Internacional de los DD.HH., se de­bería reflexionar sobre las contradicciones del sistema interamericano referido a esta materia, según PL.
Al respecto, subrayó que Esta­dos Unidos, aunque no ha ratificado ningún convenio sobre DD.HH., es la sede de la Organi­zación de Estados Americanos y el financista casi absoluto de la CIDH.
En contraste, el jefe de Estado resaltó que Ecuador está entre los siete países que ya firmaron absolutamente todos los convenios in­teramericanos sobre el tema, lo cual es un motivo de orgullo.
Correa señaló que a nivel nacional, es necesario profundizar los DD.HH., específicamente el derecho al pan, a la salud, a la educación y al trabajo digno. En este sentido, opinó que “la verdadera libertad solo puede estar basada en la jus­ticia”.
Fuente: Granma